Planos de casas prefabricadas

Las casas prefabricadas son en la actualidad una solución de habitabilidad muy demandada. No en vano, son muchas las ventajas que presentan este tipo de edificaciones; por ejemplo su precio, lo rápido que es posible construirlas y su alto nivel de personalización.

Precisamente para conseguir esto último, personalizar al máximo una casa prefabricada, resultan imprescindibles los planos. Estos elementos permitirán a los compradores decidir y determinar cómo quieren que sea su nuevo hogar.

Los planos de las casas prefabricadas: principales decisiones

Gracias a los planos de las casas prefabricadas, los futuros propietarios pueden tomar un sinfín de decisiones relacionadas con su nuevo hogar. Así, en base a un primer plano que sirve de referencia es posible introducir cambios y modificaciones hasta obtener un resultado totalmente personalizado. A continuación enumeramos algunas de las decisiones más importantes que podemos tomar en base al diseño de las casas prefabricadas.

El número de plantas

Esto es, quizá, lo primero que debemos decidir antes de comenzar con el proyecto de construcción de una casa prefabricada (que, en función de su tamaño, también puede recibir el nombre de casa modular). Podemos encontrar, sobre todo, los siguientes dos tipos de viviendas.

  • Viviendas de una sola planta. Suelen escogerse por su mayor comodidad con respecto a las casas de dos plantas, ya que todas las estancias de la casa son accesibles sin necesidad de subir escaleras.
  • Viviendas de dos plantas. Mucha gente las escoge porque las prefiere así, distribuidas en dos niveles. Pero, normalmente, las casas prefabricadas de dos plantas son el resultado de alguna normativa municipal. Es más o menos habitual que los ayuntamientos obliguen a construir estas edificaciones en dos niveles para aprovechar al máximo los coeficientes de edificabilidad de cada una de las parcelas.

No es demasiado frecuente que encontremos casas prefabricadas de tres plantas o más. A menos, claro está, que el desnivel del terreno en el que vayamos a construir así lo requiera.

El tamaño y la forma de la casa

Es otra de las grandes cuestiones que debemos afrontar como futuros propietarios de una casa prefabricada. Por ejemplo, habremos de decidir si la vivienda tendrá forma cuadrada, rectangular, alargada, en L o U... Esto, básicamente, va a depender de los gustos y preferencias de cada familia. Además, sobre el plano original que se proporcione se podrá determinar si la casa tendrá patio, cuál será su orientación o de qué forma se accederá al interior de la vivienda.

El número y distribución de las estancias

Nos referimos a cuántas habituaciones tendrá la casa prefabricada en cuestión, de cuántos baños dispondrá, si la cocina estará unida al salón o si uno de los baños habrá de situarse en el interior de alguna de las habitaciones... Y estos son solo algunos ejemplos de las elecciones que habrán de llevar a cabo los propietarios de esta clase de casas. ¿Cuántas habitaciones quieres? ¿una casa prefabricada de dos habtiaciones? ¿Dos baños?. Es uno de los puntos en los que más tiempo suelen detenerse, para pensarlo todo bien y con previsión de futuro.

Los límites de los planos de casas prefabricadas

Como hemos visto, disponer de planos de casas prefabricadas ofrece un sinfín de ventajas a la hora de decidir cómo queremos que sea nuestra nueva vivienda. Sin embargo, en la mayoría de los casos nos encontramos con algunos límites. Estos, fundamentalmente, tienen que ver con la realidad del terreno y lo que la localización nos permite o no hacer, técnicamente hablando.

Además, en algunos casos es posible encontrar límites relacionados con la titularidad de los planos de las casas prefabricadas. Y es que, muchas veces, estos pertenecen a una constructora que dispone ya de un catálogo cerrado de planos sobre los que no es posible introducir cambios. O bien sobre los que se pueden realizar modificaciones, pero solo en algunas condiciones muy definidas. En este último supuesto, la constructora deberá informar a sus clientes con la suficiente antelación sobre dónde y cuándo (en qué fase del proyecto) se van a poder llevar a cabo esos cambios.

Por otra parte, en este aspecto hay que tener también en cuenta la normativa española sobre edificación. En concreto, la Ley de Ordenación de la Edificación deja muy claro que, si los planos originales de una vivienda son titularidad de un estudio o un arquitecto en particular, no se podrán modificar sin su consentimiento. La solución en este caso sería proporcionar nuestros propios planos.

Lo cierto es que las viviendas modulares tienen muchísimas ventajas: además de su menor coste y de su rápida construcción, los planos de las casas prefabricadas permiten un alto grado de personalización de nuestra futura vivienda. De este modo, y siempre que el terreno, las especificaciones técnicas y la titularidad de los planos nos lo permitan, será posible construir casas prefabricadas totalmente personalizadas y a la medida de cada propietario. Por eso estas casas se están convirtiendo en la opción favorita de muchas de las personas que sueñan con estrenar una vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GnomodeJardín © 2021
|
Política de Privacidad
|
Aviso Legal

Encuentra tu casa

Accede al Comparador
Comparador
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram