¿Qué se necesita para instalar una casa prefabricada?

En general, existe mucho desconocimiento alrededor de las normativas y los requisitos para la instalación de una casa prefabricada. Mucha gente conoce el concepto, pero son pocos los que saben exactamente cómo se construyen y cuáles son las necesidades técnicas y administrativas específicas de esta clase de viviendas.

Por esta razón, en las siguientes líneas vamos a explicar cuáles son los trámites que tiene que llevar a cabo alguien que desee construir y vivir en una casa prefabricada. Son muchísimas las ventajas de apostar por estos inmuebles (como, por ejemplo, su menor coste y su gran capacidad de personalización), pero también es fundamental conocer qué pasos hay que seguir en estos casos.

¿Qué hay que tener en cuenta para instalar una casa prefabricada?

En primer lugar, hay que dejar claro que las viviendas prefabricadas se consideran bienes inmuebles y, como tales, se someten a la Ley del suelo igual que cualquier otra edificación; por lo tanto, no es en la ausencia de trámites administrativos donde residen las ventajas de optar por una casa prefabricada.

De hecho, en este punto es clave recordar que existe una gran diferencia entre las casas prefabricadas fijas y las móviles (habitualmente, llamadas solo «casas móviles»). Las viviendas prefabricadas móviles se distinguen de las fijas en que no requieren de una cimentación previa, ni de conexión con los suministros de energía y agua. Tampoco es necesario para su uso obtener ningún permiso de localización. Y es que no se consideran bienes inmuebles, así que no tienen que cumplir la citada ley.

Un caso muy distinto al de las casas prefabricadas fijas, cuyo sometimiento a las normativas sobre suelo y urbanismo se extiende desde su fase de diseño hasta incluso el pago de las tasas municipales. Lo veremos todo más detalladamente a continuación.

Requisitos imprescindibles para las casas prefabricadas móviles

De un modo muy resumido, los requisitos que han de cumplirse para instalar de forma legal una casa prefabricada en un determinado terreno son los mismos que se necesitan para construir cualquier vivienda tradicional. Es decir, los siguientes.

  • La casa debe instalarse en suelo calificado como urbano o, en su defecto, en terreno autorizado por el ayuntamiento.
  • Disponer de un proyecto supervisado por el colegio de arquitectos de la comunidad autónoma en la que va a ubicarse.
  • Tener licencia de obra para su instalación.
  • Contar también con la cédula de habitabilidad, un documento que certifica que la vivienda reúne las condiciones necesarias para ser habitada.
  • Seguir a rajatabla todos y cada uno de los requerimientos contemplados en la normativa tanto autonómica como local.
  • Cumplir con la normativa técnica vigente.

Te puede interesar el siguiente artículo: ¿Cuál es el mejor terreno para una casa prefabricada y qué necesita?

Gastos asociados

Llegados a este punto, a cualquier futuro propietario de una casa prefabricada le interesa saber qué gastos conllevan todos los trámites que acabamos de enumerar. Pues bien, los gastos mínimos necesarios son estos.

  • Estudios técnicos sobre el terreno y su cimentación.
  • Los honorarios del arquitecto para la realización del proyecto y la ejecución de la obra.
  • Las tasas correspondientes a la licencia de obra (un impuesto municipal).
  • La acometida y el alta en los servicios públicos, como por ejemplo agua, luz, teléfono, gas, etcétera.
  • La inscripción en el Registro de la Propiedad.
  • Los honorarios del notario.

Teniendo estos trámites y gastos en mente, se afrontará el proceso con mucha mayor tranquilidad. ¡Es importante contar con todos estos aspectos en nuestro presupuesto inicial para no llevarnos sorpresas desagradables en el último momento!

Te puede interesar el post: Precio de una casa prefabricada. 

Las normativas vigentes

¿Qué límites legales concretos tiene la instalación de casas prefabricadas en España? Es una pregunta muy frecuente, pero la respuesta no es, en absoluto, sencilla. Sobre todo porque hay muchísimas diferencias y resquicios legales que cambian entre comunidades autónomas e, incluso, entre municipios. Para entenderlo mejor, tomamos como ejemplo dos localidades distintas.

  • Las Rozas (Madrid). Aquí es imprescindible, para instalar una casa prefabricada, que el terreno cuente con al menos 500 m². Además, deben existir retranqueos de un mínimo de 3 metros con respecto a las parcelas colindantes, y de 4 metros con respecto a la acera. En cuanto a la altura, no puede ser superior a 7 metros, y la fachada debe tener 10 metros de ancho.
  • Calvià (Mallorca). En este municipio la parcela debe medir, como mínimo, 1200 m². La distancia mínima entre la acera y las casas vecinas ha de ser de 3 metros, y la altura máxima es, como mucho, de 6,5 metros. Además, se especifica que cada una de las dos plantas que se pueden llevar a cabo debe tener una altura mínima de 2,5 metros.

Como podemos observar, son muchas las diferencias posibles entre unas normativas municipales y otras. Incluso cambian los permisos de edificación en suelos rústicos, que suelen ser terrenos mucho más económicos; así, mientras en algunos municipios la instalación de casas prefabricadas se limita a los suelos urbanos, en otras es posible optar, en determinadas circunstancias, por los terrenos rústicos.

En suma, lo más aconsejable a la hora de instalar una vivienda prefabricada es consultar a profesionales en el sector. Y, por supuesto, tener siempre en cuenta las diferentes normas autonómicas y municipales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GnomodeJardín © 2021
|
Política de Privacidad
|
Aviso Legal

Encuentra tu casa

Accede al Comparador
Comparador
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram