Casas Prefabricadas Canadienses

Las casas prefabricadas estilo canadiense han evolucionado mucho en los últimos años y eso da como resultado una gran variedad de modelos presentes en el mercado.

Las más clásicas son las cabañas canadienses prefabricadas de madera, con un diseño que traslada a zonas de densos bosques e inviernos fríos. Por ello son especialmente apreciadas en zonas de climas rigurosos y de montaña. Las más modernas y evolucionadas combinan madera con metal o piedra artificial y tienen un diseño exterior más sofisticado. Pero siempre manteniendo el encanto de sus característicos tejados múltiples y la sensación de calidez.

Encuentra tu casa estilo canadiense en nuestro directorio:

Filtros búsqueda y orden

Marca los resultados que más te interesan y pulsa "Solicitar Info"

Solicitar Info
Método de ordenamiento
Filtros de búsqueda

¿No encuentras los resultados que te interesan? Pulsa "Solicitar proyecto" y te enviaremos un proyecto personalizado

Solicitar Proyecto
Solicitar Info

Precio y rapidez, sus principales ventajas.

Encontrar casas prefabricadas canadienses baratas es sencillo, especialmente en los modelos más sobrios fabricados en madera. ¿Por qué? Porque es uno de los materiales más económicos. Como en cualquier otra vivienda hecha en taller, el precio de una casa canadiense prefabricada depende de múltiples aspectos: tamaño, número de baños, calidad de los acabados, sistema de aislamiento... Por ello la franja de precios entre la que es posible comprar una vivienda de este tipo es muy amplia. 

Algo que influye muy positivamente en el precio de venta es la rapidez en la ejecución. ¿Por qué? Porque ahorra mano de obra, tiempo de almacenamiento en taller y porque en menos tiempo un fabricante puede encargarse de más construcciones que si fueran de otros materiales. Puedes comprar casas canadienses llave en mano para empezar a disfrutarlas dos meses después. 

Este plazo varía según marcas y modelos, ya que la sofisticación, tamaño y detalles de cada modelo es distinto, y cada fabricante tiene unos plazos diferentes. Las de dos plantas con varios baños y gran tamaño de un fabricante con alta demanda pueden llegar a los 6 meses. En cualquier caso siempre son reducidos respecto a otras alternativas de similares características. 

Aislamiento térmico y diseño funcional.

Las casas canadienses de madera tienen un aislamiento térmico preparado para soportar muy bajas temperaturas. Mucho mayor que otras fabricadas con los mismos materiales. Eso también las hace muy confortables en verano, impidiendo que el calor pase al interior de la vivienda. 

Por ello y por su diseño funcional, con múltiples tejados con buena caída, son tan apreciadas en zonas de montaña y  en lugares en los que la nieve en invierno es habitual. Aunque, por supuesto, encajan a la perfección en otros muchos entornos. 

No obstante siempre es recomendable fijarse en la eficiencia energética que señala el fabricante. Una B o una A ya son estupendísimas para mantener la confortabilidad térmica todo el año con un mínimo o nulo, según la zona, gasto en climatización. 

Valora la inclusión de una chimenea segura. Es un detalle muy coqueto y para algunos imprescindible por acogedor. Aunque ocupe espacio.